logotipo
637.269.379

Sexólogo Valencia - Disfunciones sexuales en la mujer

Falta de deseo:

Sexólogo ValenciaDescenso del  apetito sexual. Puede ser primario (si siempre ha existido un bajo deseo sexual) o secundario (si ha aparececido en alguna época en particular de la vida)

Cada uno tenemos nuestro nivel de deseo, ¿cuándo podemos decir que tenemos bajo deseo sexual?: cuando nuestro interés por la sexualidad es practicamente inexistente y produce insatisfacción en el seno de la pareja.

Tengamos en cuenta que la sexualidad supone un desgaste para el organismo (se consume energía, neurotransmisores, etc.) por tanto es muy vulnerable al estado anímico y físico de cada uno. Si estamos descansados, tranquilos y en sintonía con la pareja es mucho más facil que aparezca el deseo sexual que si la situación es la contraria.

En la mujer hay múltiples causas para la falta de deseo

  • Fase del ciclo menstrual.
  • Estrés (de cualquier tipo).
  • Sobrecaga laboral y/o familiar.
  • Problemas de pareja.
  • Nivel de ansiedad y depresión.

Anorgasmia:

Consiste en la dificultad o la incapacidad total de llegar al orgasmo.

La descarga orgásmica es la respuesta neuro-muscular que se produce como consecuencia de la estimulación sexual. Se produce una intensa sensación de liberación de tensión muscular, lo cual provoca un intenso placer.

 

Para poder vivir la sexualidad en plenitud conviene que se den algunos  requisitos

  • Poder "abandonarse", es decir, centrarse en la relación sexual, ya que nuestra tendencia al control hace que bloqueemos la respuesta de nuestro organismo.
  • Sentirse atraída por la pareja: sin esto es dificil llegar a un nivel de excitación suficiente.
  • Estar cómoda, en un lugar agradable sin interrupciones ni temperaturas extremas.
  • Haber superado prejucios y tabúes con respecto a la sexualidad.
  • Estar física y anímicamente sana.

Y además de todos estos ingredientes conviene tener en cuenta que la sexualidad femenina se desarrolla a lo largo de toda la vida, no nacemos sabiendo. En el hombre su máxima capacidad sexual se da entre los 18 y los 30 años, pero en la mujer el momento óptimo entre habilidades y aprendizaje se produce entre los 30 y los 40 años.

Vaginismo:

Consiste en la imposibilidad de realizar el acto sexual por la contracción involuntaria de los músculos del tercio inferior de la vagina. El coito queda imposibilitado, no así el gozar de los juegos sexuales, incluso alcanzar el orgasmo por vía de la estimulación del clítoris.

Se barajan diversas causas en el origen de esta disfunción: miedo a la penetración, rechazo (inconsciente) de la pareja, miedo al dolor, intervención quirúrgica, temor a perder el control de sí misma, etc. Se estima entre un 2% y un 3% el porcentaje de mujeres que sufren este problema.

Es fundamental combinar la terapia psicológica junto con la terapia sexual para resolver esta disfunción.

Dispareunia:

Se denomina Dispareunia a la aparición de dolor durante el coito, bien al principio, bien a lo largo del desarrollo del coito o al final del mismo.

Pueden aparecer sensaciones de ardor, quemadura, o contracción y su localización puede estar en la parte externa de la vagina, en la parte interna o en la región pélvica y el abdomen.

Muchas mujeres pueden padecer dolor en algún momento de su vida sexual,  o bien por la postura o por su nivel de excitación, etc. Lo que define a la dispareunia es que este dolor aparece de forma recurrente en casi cada relación.

Causas orgánicas: trastornos morfológicos, infecciones vaginales, enfermedades de la uretra, cicatrices, diabetes, estado carenciales de estrógenos, etc.

Causas psicológicas: educación sexual inadecuada, mala relación de pareja, tendencia a la ansiedad, etc.